LA BUENA

Burning – Dir: Chang-dong Lee

Basada en un cuento corto de Haruki Murakami esta cinta, dirigida por Lee Chang-dong, narra el encuentro fortuito entre dos adolescentes, el ingenuo Lee Jong-Su (Yoo Ah-in) y la alegre Shin Hae-mi (Jun Jong-seo). Ella le coquetea, lo lleva a su departamento y posteriormente, so pretexto de un viaje por África, le pide que de favor le cuide el gatito que vive con ella en su microdepartamento.

Al volver, la chica agradece el favor  y la presenta a Ben (Steven Yeun), un apuesto adolescente, refinado, de buen gusto y millonario. La afrenta a la masculinidad, es apenas la punta del iceberg en este sofisticado thriller donde importa más lo que no se dice, lo que no se muestra, que lo poco que se deja entrever. Se trata de esas cintas donde importa más las ausencias que las explicaciones.

Se trata pues de una obra mayor que sin embargo no es para todo público: el ritmo pausado (aunque nunca aburrido) de la trama, puede ahuyentar a varios.

 

LA MALA

Como novio de pueblo – Dir: Joe Rendón

Diego (José María de Tavira) es dejado plantado en el altar. Para superar la crisis, sus primos deciden ir a festejar a Puerto Vallarta, lugar donde Diego, hace años, dejó un amor de verano pendiente.

Basada en un guión original de una versión española, la cinta es al clásica comedia romántica mexicana donde lo único destacable es la presencia y la actuación de Regina Blandón en un papel de madre soltera pero sin ápice de drama. Fuera de ello todo es predecible y soso.

 

LA FEA

Capitana Marvel – Dir: Anna Boden, Ryan Fleck

La última pieza de aquel rompecabezas llamado MCU (Marvel Cinematic Universe) es una que no parece encajar del todo bien. Y es que si hay algo que se supondría sabe hacer bien Marvel son las historias de origen, es inexplicable que esta haya caído por tan debajo de la media.

Vers pertenece a una especie de policía intergaláctica que llega por accidente a la tierra en la década de los 90 persiguiendo a los miembros de una peligrosa raza de alienígenas con el poder de mutarse hasta convertirse en un ser humano. En esas estaba Vers cuando conoce a otro policía, Nick Fury (estupendo Samuel L. Jackson) quien termina ayudándole a la mujer en su búsqued por los alienígenas en la tierra.

El humor está presente (a pesar de la cara de Brie Larson, siempre hosca e inexpresiva)  gracias al ya mencionado Samuel L. Jackson quien, junto con el gato Goose, se roba la película a base de buen humor.  Pero la agenda femenina metida con calzador así como una nula cantidad de escenas memorables y el escaso carisma de Brie Larson hacen de esto no la bomba feminista que nos prometieron sino apenas un interludio, una cortinilla, un avance hacia lo que realmente importa: ver cómo carajo van a derrotar a Thanos y traer a todos los demás de regreso de entre las cenizas.