El director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza, se mostró optimista ante la Comisión de Hacienda de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión sobre la revisión que las agencias calificadores podrían hacer al rating de la empresa productiva del estado, especialmente por las inversiones que se pueden realizar.

«Yo creo que estas inversiones que se están dando en la empresa tienen que ser vistas de buena manera por las calificadoras porque después de mucho tiempo de tener abandonado a Pemex, ahora hay una inversión importante. Sería incongruente que ahora que hay inversión, cambie la calificación o la bajen, por eso estamos optimistas” dijo el funcionario.

Así pues, indicó que en cuanto al tema de rehabilitación y mantenimiento de las refinerías, hay una cantidad importante de recursos que destinarán al Sistema Nacional de Refinación, ya que según Oropeza, la pasada administración es la responsable de la “caída tan brutal” en la producción, pues se dejó de dar inversión al mantenimiento de las refinerías.

Además, recordó que habrá inversiones importantes con la construcción de la refinería de Dos Bocas en Tabasco, y un monto más para el desarrollo de campos nuevos, los cuales ya están definidos.

Pero a pesar de las buenas nuevas que anunció el director de Pemex, la firma de Servicios Financieros Barclays consideró que hoy en día Pemex se encuentra en riesgo de degradar su calificación crediticia para el segundo semestre de este año a falta de emisión en sus proyecciones misma por la que no convencer en la forma que se piensa rescatar a Pemex.

En su reporte “Pemex: Crude Awakening Initiating at Underweight” publicado el pasado 11 de enero, la firma indicó que “el riesgo de acciones de calificación negativa ha aumentado considerablemente en 2019 y que Pemex verá acciones negativas durante el año”

Esto luego de que las calificadoras Moody´s, S&P y Fitch cambiaran sus calificaciones hacia Pemex debido a la falta de fundamentos de la petrolera y a la cantidad de impuestos que paga, además de la deplorable producción y el incremento en sus finanzas de deuda, razones por las que están convencidas de que habrá más presión financiera y menos inversión en actividades de exploración y producción de hidrocarburos, gas y petróleo.

“Creemos que la nueva administración aún tiene que informar cómo pretende ‘salvar’ a Pemex y, en la ausencia de una revisión integral de su régimen fiscal, la compañía continuará dependiendo en gran medida de los mercados de capital de deuda, lo que probablemente llevará a un mayor deterioro de sus fundamentales a mediano plazo”. señala Barclays en su informe.

Además, debido a los nuevos proyectos que tiene en mente la administración de Andrés Manuel López Obrador, Barclays refirió que “El presupuesto de México exige un gasto de capital más elevado en Pemex para 2019, pero creemos que se mantendrá muy por debajo de lo que se necesita para estabilizarse y eventualmente elevar la producción”, advierte la empresa.

Cabe recordar, que el pasado 11 de enero, en busca de calmar la incertidumbre en los mercados, ejecutivos de Pemex viajaron a una reunión con casi 50 inversionistas en Nueva York, misión en la cual fracasaron al no lograr convencer a los inversionistas para fijar los nuevos proyectos que se tienen en mente en el tema de hidrocarburos.

Esto provocado también por las tantas promesas del presidente López Obrador, en cuanto a revertir el declive de al menos 14 años en Pemex, sumado a su nueva estrategia contra el huachicol, la cual generó grandes pérdidas económicas al país así como el desabasto de gasolineras en muchos estados de la república. Panorama que complicó la misión de los ejecutivos de Pemex ante los inversionistas extranjeros.

Por lo que una inversión en la empresa mexicana no es un negocio seguro ya que no hay una estrategia creíble, esto en palabras de Jim Craige, cotitular de Stone Harbor Investment Partners, en un reporte de la firma Bloomberg.

“El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, se comprometió a revertir un declive productivo de casi 14 años en Pemex. Sin embargo, el director financiero de la compañía, Alberto Velázquez, no ha encontrado una manera creíble de mostrar cómo se llevará a cabo el plan”

MEVS