Hoy por la mañana, el periodista, programador y activista de internet australiano Julian Assange, conocido por ser el fundador, editor y portavoz del polémico y famoso sitio web WikiLeaksproyecto que difunde documentos e información con contenido sensible de interés público–, creado desde 2006, pero fue hasta 2010 que tomó gran relevancia por la publicación de documentos clasificados sobre las operaciones de Estados Unidos en países como Afganistán (julio) e Irak (octubre), fue detenido en la sede de la Embajada de Ecuador en Londres, esto luego de que el país sudamericano le retirara el asilo diplomático que tenía desde hace 7 años.

Desde el 2010, Estados Unidos puso la mira en Assange, ya que el 28 de noviembre, WikiLeak filtró a la prensa internacional una colección de 251 187 cables o comunicaciones entre el Departamento de Estado estadounidense con sus embajadas por todo el mundo, esto fue considerado como una de las “mayores filtraciones” de documentos del gobierno estadounidense, mejor conocida como Cablegate, incluso el Pentágono argumentó que las filtraciones de WikiLeaks ponían en peligro la vida de muchas personas.

El país norteamericano tiene un amplio historial por entrometerse en asunto de otras naciones, claro ejemplo es que los cables tenían que ver con un gran número de países y personas de la política, uno de ellos fue México, así como Andrés Manuel López Obrador.

Pero, ¿qué relación tenía Assange con México y AMLO?

En 2010, en la filtración masiva de documentos, WikiLeaks publicó al menos tres cables relacionados con López Obrador:

La preocupación por el entonces presidente Felipe Calderón Hinojosa sobre el posible nexo de López Obrador con Hugo Chávez, entonces Presidente de Venezuela, esto se informó en una reunión entre Calderón y el director de Inteligencia de EUA, Dennis Blair, el primero expresó su inquietud ante la supuesta intervención del mandatario venezolano en las elecciones de 2006.

Otro tema que se reveló fue el presunto análisis por parte del gobierno estadounidense a López Obrador; sin embargo, Estados Unidos no pudo encontrar actos de corrupción por parte del tabasqueño, lo que se les hacía raro para ser un político mexicano, las valoraciones por parte de los diplomáticos estadounidenses revelan una figura con “gran carisma”, así lo informaron en dos cartas que fueron escritas en 2006 y 2009.

El cardenal Juan Sandoval Íñiguez solicitó la intervención del gobierno de Estados Unidos para frenar el avance de Andrés Manuel López Obrador en 2006, esto en una reunión con Francis Rooney, embajador de Estados Unidos en el Vaticano en el periodo de 2005 a 2008.

Según el documento filtrado, el cardenal preguntó si el entonces presidente estadounidense, George W. Bush, podría hacer algo para detener al líder de izquierda de cara a las elecciones de 2006, sobre todo porque durante el tiempo en que López Obrador fue jefe de gobierno de la Ciudad de México, aumentó la violencia y el crimen.