México.- Luego de que se reportara una baja de presión en un ducto de Petróleos Mexicanos (Pemex) en este fin de semana,  las autoridades federales y estatales se alertaron sobre una posible toma clandestina de gasolina Ejidos de Cuautlacingo de este municipio, por lo que la zona fue acordonada por personal de la empresa petrolera y militares para evitar accidentes.

Por su parte, las autoridades mexiquenses explicaron que un reporte del Centro de Control, Comando, Comunicación, Cómputo y Calidad (C5) alertó a los policías estatales sobre la baja de presión en uno de los ductos, ubicado muy cerca de un camino de terracería a la altura del kilómetro 188, en Ejidos de Cuautlacingo.

Cabe señalar que con el fin de prevenir un accidente, los oficiales de la Secretaría de Seguridad del Estado de México se trasladaron al sitio que ya era acordonado por elementos de la Sedena, quienes custodiaban el lugar e impedían el paso a la población civil.

La zona quedó vigilada y acordonada por 35 agentes estatales y federales, quienes garantizaron la libre labor del personal especializado de Pemex para la reparación de la fuga.

MR