Ciudad de México.- El presidente Andrés Manuel López Obrador publicó este sábado un mensaje en su cuenta de Twitter, en el que defendió, de nuevo, el memorándum que envió a las secretarías de Hacienda, Educación y Gobernación para poner fin a la aplicación de la reforma educativa.

Lo anterior a pocas horas de que se diera a conocer la masacre en Minatitlán, Veracruz, que dejó como saldo 14 personas muertas, entre ellas un bebé de un año de edad.

De inmediato, analistas, políticos y periodistas criticaron la postura del mandatario, ya que en su mensaje evidencia la división que quiere en México; mientras aboga por lo indefendible, sus necedades y cercanos, como el caso del gobernador Cuitláhuac García, a quien a través de Twitter exigieron su renuncia.

Tal fue la magnitud del mensaje publicado en la cuenta de López Obrador, que provocó que el hashtag #AMLORENUNCIA se haya convertido en pocas horas en trendig topic a nivel mundial.

Este domingo, el presidente de origen tabasqueño acudirá a Veracruz, donde se prevé que lancé un mensaje con respecto a la situación que se vivió este fin de semana en la entidad, mismo que se ha replicado cada vez más desde la llegada de Morena a la gubernatura.

También es de esperar que AMLO se vea obligado a descalificar de nueva cuenta a medios de comunicación, analistas, políticos y todo aquel que haya condenado sus comentarios en Twitter y dará «patadas de ahogado» como se dice coloquialmente.

López Obrador tiene que aceptar que deberá dejar la campaña en la que continúa y dedicarse a ejercer como el Ejecutivo federal, pues la «luna de miel» fracasó y finalizó de manera contundente este sábado tras sus declaraciones en las «benditas redes sociales».

MO