Andrés Manuel López Obrador indicó que con la abrogación de la “mal llamada” reforma educativa se eliminará la evaluación a los docentes, cambiándola por una capacitación voluntaria.

Durante un mitin en Hopelchén, Campeche, el presidente afirmó también que no se cerrarán las escuelas normales, sino que se abrirán las que se inhabilitaron en administraciones anteriores.

Aseguró que los docentes que salgan de las escuelas normales tendrán preferencia para la entrega de plazas para laborar.

López Obrador afirmó que los docentes ya no tendrán control en la administración de plazas para evitar la corrupción.

No van a manejar la administración de las plazas, eso se acaba ya, el que quiera negociar plazas, ese mercado de plazas ya se acabó. La nómina para pagar a los maestros se va a federalizar, se va a manejar desde la federación para que no le falle el pago a los maestros y que no haya desvío de recursos“, dijo.

MO