El día de ayer el presidente, Andrés Manuel López Obrador, se quejó de la señal telefónica de Chiapas, ya que según él, no pudo realizar una llamada con su homólogo estadounidense, Donald Trump.

«Teníamos intención de ir al vivero pero fíjense que estoy esperando una llamada de un gobernante del extranjero y tengo que estar más cerca de donde pueda yo hablar por teléfono.Ya vamos a tener comunicación en todos los pueblos, ahora tengo que andar buscando las ciudades, las cabeceras o hay que estarse subiendo a los cerros para tener la señal, porque está real el sistema de comunicación», dijo AMLO.

Lo anterior resulta risible, ya que, hay que preguntarnos ¿Qué pasaría en caso de una emergencia nacional si el presidente de México no tiene buena señal?  Nunca ha existido un problema de conexión como el que mencionó.

Resulta evidente que para el país es importante que el presidente siempre tenga forma de comunicarse, por ello, el mandatario del país siempre viaja con un teléfono satelital y en caso de que el no lo tenga, alguien de los que con el viajan deben tener uno.

Así, las quejas de AMLO parecen más una “cruzada” en contra de Carlos Slim quien ya le ha dicho que el internet y la señal telefónica no se lleva con “cablecitos”. Además, de la necedad del Presidente de querer crear una nueva compañía en poder del estado para supuestamente abastecer de internet al país.