México.- Ayer, el vocero Presidencial, Jesús Ramírez Cuevas, presentó la Política de Comunicación Social, en los lineamientos hubo una reducción de casi el 50 por ciento con respecto a 2018 que fue de 8 mil 988 millones de pesos.

Aunque reconocen que la nueva Política de Comunicación Social del Gobierno federal tiene algunos avances, organizaciones especializadas en la contratación de publicidad oficial advierten que perpetúa malas prácticas y no es suficiente para garantizar el mejor uso de los recursos públicos.

Las organizaciones Artículo 19 y Fundar señalaron que la nueva política, publicada en el Diario Oficial de la Federación, no pone topes presupuestarios, además de que su contenido es insuficiente para terminar con las malas prácticas de administraciones pasadas.

Fundar señala que el cambio real será pasar por la abrogación de la actual Ley General de Comunicación Social, conocida como “Ley Chayote”, y la discusión y aprobación de una nueva.

Cabe señalar que entre 2013 y 2018 el gobierno de Enrique Peña Nieto gastó 61 mil 659 millones de pesos en publicidad oficial, lo que significa 89% más de lo aprobado. Y aunque este nuevo gobierno anunció una reducción del 50% en publicidad, su política no ha establecido topes presupuestarios.

EJRM