México.  Dada la gravedad de las quemaduras y lesiones en órganos vitales de los 30 heridos por la explosión en Tlahuelilpan, Hidalgo internados en el IMSS y el ISSTE, solamente tres siguen con vida.

Tras la explosión registrada el pasado 18 de enero durante el saqueo en una toma clandestina de un ducto de Pemex, ambas instituciones pertenecientes al sector Salud informaron que dieron atención a todas las personas que resultaron quemadas.

Por su cuenta, Germán Martínez, director general del IMSS informó que habían recibieron 22 personas en sus unidades de alta especialidad del Hospital Magdalena y de Lomas Verdes, mientras que el ISSSTE brindó sus servicios a ocho heridos en el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre y en Zumpango.

De acuerdo con los reportes médicos, los pacientes atentidos resultaron con quemaduras graves entre el 50% y 90% del cuerpo, aunado a ello, presentaron quemaduras en vías respiratorias.

El gobierno de Hidalgo informó que la cifra de fallecidos por el incidente se mantiene en 130, a su vez, tres personas se encuentran internadas en hospitales del IMSS e ISSSTE y cuatro menores fueron trasladados al Hospital Shriners, en Galveston, Texas.

NGF