Estados Unidos.-Han pasado 20 años desde que ocurrió la masacre en la escuela de Columbine, en Colorado Estados Unidos, en la que dos estudiantes ingresaron a las instalaciones educativas abriendo fuego en contra de sus compañeros y maestros. Sin embargo, pese a las secuelas que aún quedan, los expertos mencionan que poco se ha hecho por cambiar la situación.

Esta semana, Weiser, el Departamento de Educación de Colorado y el FBIdispusieron el cierre de centenares de escuelas en Denver, capital del estado, tras la alerta que mereció la presencia en el área de Sol Pais, una joven de 19 años que viajó desde el sur de Florida, donde residía, y había confesado su «obsesión» con la matanza en Columbine.

Este movimiento es una prueba de que las cosas poco han cambia, los asesinatos en las escuelas siguen pasando casi cada mes sin que en realidad exista una política de prevención,sobretodo, con los jóvenes estudiantes que son los que más casos de este tipo han tenido.

 El funcionario estima que aun muchas escuelas de Colorado y del resto del país carecen de «planes concretos» para prevenir nuevos ataques, y aunque la violencia ha sido «mitigada» a raíz de nuevas medidas en casos de tiroteos, las masacres han continuado.